Heno para Conejos

El heno es el alimento principal para los conejos

Una mascota que se ha popularizado mucho últimamente es el conejo, y no es de extrañar, pues transmite mucha ternura con sus grandes ojos, sus mofletes redonditos y su características orejas largas. ¿Pero cuál es su dieta? ¿De qué se alimenta? Al tratarse de un mamífero estrictamente herbívoro, su dieta se basa en alimentos de origen vegetal como cereales, forrajes, frutas y verduras. El heno para conejos es el alimento principal para estos animales, junto al pienso diseñado específicamente para ellos. De esta manera nos aseguramos de que obtengan todos los nutrientes necesarios.

Para asegurarnos de que nuestros conejos estén bien alimentados, es importante tener en cuenta que estos animales están adaptados a una dieta alta en fibra y pobre en energía. Por ello, su alimento básico es la hierba. A día de hoy, la principal causa de enfermedades en los conejos domésticos es una alimentación incorrecta. Así pues, teniendo en cuenta que el alimento fundamental para nuestras mascotas de orejas largas es el heno, vamos a hablar en este artículo sobre el heno para conejos.

¿Qué tipo de heno se le da a los conejos?

Existen diferentes tipos de heno para conejos

Es bastante probable que, tomando como referencia a los perros y a los gatos, la gente piense que el alimento principal que debemos ofrecerle a los conejos es el pienso especial para ellos. Aunque es importante en su dieta, la base siempre debe ser heno para conejos, ocupando nada más ni nada menos que el 80% de su comida diaria. El pienso que venden en las tiendas de mascotas contiene diversas plantas y complementos alimenticios necesarios para la salud de nuestra mascota de orejas largas. No obstante, para que nuestro conejo sea feliz y no adquiera ningún tipo de problema físico, es imprescindible que tenga siempre heno fresco a su disposición.

No debemos olvidar que los conejos en libertad se alimentan principalmente de hierbas, por lo que el aparato digestivo de estos animales está especializado en descomponer vegetación que es rica en fibra. El heno es básicamente hierba segada cuando su color todavía es verde y que posteriormente ha sido desecada. Por lo tanto, el heno ayuda a que estos pequeños mamíferos tengan un tránsito intestinal saludable.

Artículo relacionado:
Verduras que pueden comer los conejos

Para los conejos, el heno más adecuado suele ser el de gramíneas, que lo podemos combinar con el heno de alfalfa. A pesar de que la alfalfa les gusta más, si los alimentamos exclusivamente con heno de esta planta, favorecemos la formación de cálculos ya que su contenido en calcio es muy elevado. Para detectar un buen heno debemos fijarnos en que su olor sea fresco, no debe oler a pasado o a rancio. Además, su aspecto no debería ser negro-grisáceo ni polvoriento por dentro. Otro aspecto a tener en cuenta es que cuanto más viejo sea el heno, más fibra contendrá ya que aquellos que están hechos de plantas jóvenes tienen menos fibra y son más digestibles.

Tipos de heno

Existen diferentes tipos de heno para conejos en el mercado. Cada uno tiene sus propias características. Vamos a comentarlos a continuación:

  • Heno hiperenergético: Está hecho de hierbas jóvenes y de trébol de la primera siega. Suele tener un olor aromático y un color verdoso. Generalmente son bastante suaves y muy apetitosos para los conejos. No obstante, no son los más indicados ya que su contenido en fibra es demasiado bajo.
  • Heno del segundo corte: Es el más recomendable para conejos convalecientes o enfermos.
  • Heno hipoenergético: Se caracteriza por ser fibroso e incluso demasiado viejo, por no decir que le faltan hierbas que sean más nutritivas. Su color es amarillento y no aporta una buena digestión para nuestra mascota.

Tampoco debemos olvidar que darles heno recién cortado es mala idea, ya que puede provocarles cólicos a los conejos. A continuación vamos comentaremos los tipos de heno para conejo según su composición:

  • Hierba o prado: Tiene un 31% de fibra y un 14% de proteína. Su nivel de calorías y calcio es bajo. Este es el más recomendable para el mantenimiento de conejos en etapa adulta.
  • Alfalfa: Contiene hasta un 25% de fibra indigestible y hasta un 18% de proteína, energía, potasio y calcio. En adultos puede causar urolitos si se lo administramos como alimento principal. Sin embargo, este heno es aconsejable para hembras en gestación o lactancia y en conejos en crecimiento.
  • Timothy, fleo o festuca: Cuenta con un 30% de fibra y un 8% de proteína. También contiene calcio. Es el heno ideal para conejos con cálculos en la orina y para prevenir problemas digestivos y dentales. Debido a su bajo nivel de calcio y proteínas, no es apto para hembras lactantes o gestantes o para conejos en crecimiento.

¿Cuál es el mejor heno para conejos?

Los conejos siguen una dieta alta en fibra

Ahora que tenemos claro los diferentes tipos de heno para conejos que existen, vamos a averiguar cómo distinguir aquellos de calidad. Para ello debemos fijarnos en determinadas características que lo hagan apetecible y nutritivo para nuestra mascota, puesto que va a ser su comida principal. Estos son los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de escogerlo:

  • Composición: Las cantidades ideales son entre el 13% y el 24% de fibra, entre el 10% y el 12% de proteínas, entre el 0,5%  y el 1% de calcio, entre el 0,4% y el 0,8% de fósforo y alrededor del 0,6% de potasio.
  • Calidad: Debe tener buen olor y un color verdoso. Los henos amarillentos con aspecto de paja son de peor calidad.
  • Frescura: Debe ser flexible, verde y con cierto grado de humedad.
  • Longitud: Si las hierbas son demasiado cortas, se caerán del comedero al suelo y es posible que el conejo ya no las coma.
  • Polvo: Cuando hay mucho polvo, el heno no es fresco.

Es recomendable cambiar el heno una vez al día y guardarlo en un lugar poco caluroso para que no se degrade. Además, el heno para conejos se vende prensado o fresco. Este último es el que mejor conserva los nutrientes.

Con esta información ya lo tenemos todo para escoger el heno que mejor se adapte a nuestro conejo y que además sea de calidad. Una buena alimentación es básica para cualquier mascota y ayuda a evitar futuras patologías del animal.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*