Cobaya abisinia

Características de la cobaya abisinia

La cobaya abisinia es una de las especies más comunes de los cuyos. Sin embargo, es peculiar en el sentido en que tiene un estilo de pelo diferente. También su personalidad y otros aspectos físicos la hacen distinta de los demás.

Por eso, si quieres conocer las características de la cobaya abisinia,saber de dónde viene, y los cuidados que necesita como mascota, es hora de que empieces a ver lo que hemos preparado para ti, una de las fichas más completas que vas a encontrar.

Características de la cobaya abisinia

La cobaya abisinia es un mamífero de tamaño muy similar al de cualquier cobaya, es decir, de entre 23 y 27 centímetros. Sin embargo, en cuanto al peso, sí difiere un poco porque son algo más gorditos que otras cobayas. Hablamos de que la media es que pese unos 950 gramos o incluso un kilo.

Se caracteriza por su pelaje, ya que este es largo, no al punto de otras cobayas, como la peruviana, pero sí tiene un pelo más largo de lo normal y, además, con remolinos. De hecho, es común que tenga entre 6 y 8 remolinos en el cuerpo, haciendo que parezca que tiene el pelo despeinado, ya que cada mechón apuntará a una dirección diferente. Su pelo puede ser de varios colores, aunque predominan el carey, roan o el atigrado, que son además poco frecuentes en otras especies de cobayas.

también destacan sus orejas, algo grandes y casi desprovistas de pelaje en la punta, agachadas y de un tono de color similar a su pelaje. Las patas, cortitas, y la casi carencia de rabo es lo que culmina el aspecto físico de esta cobaya abisinia.

Artículo relacionado:
Cobaya himalayo

Su esperanza de vida es también alta, ya que pueden vivir entre 5 y 8 años.

El carácter de la cobaya

El carácter de la cobaya abisinia

En cuanto a su forma de ser, la cobaya abisinia es bastante activa. Son inquietas y traviesas, además de tener mucha energía acumulada que debes de ayudar a quemar para que no haya problemas de comportamiento (nerviosismo, hiperactividad…).

Además, son bastante inteligentes; de hecho, se dice que son las cobayas más inteligentes que existen, razón por la que pueden aprender trucos fácilmente si se les enseñan en poco tiempo.

Requieren de una gran atención, sobre todo jugando con ellas o haciendo que se muevan, para poder quemar toda la energía que tienen, pero también porque son curiosas y esa necesidad de correr la mantienen aun en cautividad.

Hábitat

Las cobayas en general son animales oriundos de América, más concretamente de América del Sur. Y en el caso de la cobaya abisinia, nos encontramos con este origen.

Sin embargo, como tales no sabemos exactamente cuándo aparecieron, porque la verdad es que no hay ningún registro, pero sí se sabe que, cuando aparecieron, debido a sus aspecto tan curioso, se volvieron muy populares y, en poco tiempo, se convirtieron en la mascota preferida de grandes y pequeños.

Los cuidados de la cobaya abisinia

Los cuidados de la cobaya abisinia

Hoy día, la cobaya abisinia sigue siendo una de las más buscadas para tener como mascota. Si bien, para que viva de manera feliz y saludable durante mucho tiempo, es necesario que se preste atención a los cuidados que precisa. Y en concreto, estos que a continuación te comentamos.

La jaula de la cobaya abisinia

La jaula de la cobaya abisinia no difiere prácticamente en la de otras cobayas de su mismo tamaño. Es decir, hablamos de una jaula amplia pero tampoco en demasía, lo suficiente para que tenga una zona para comer, otra para descansar y algún que otro juguete en ella.

Además de la jaula, vas a necesitar un parque donde pueda disfrutar, correr, y hacer ejercicios, sobre todo si no quieres que empiece a destruirte la jaula y todo lo que haya en ella. Además, has de estar pendiente de ella, ya que requiere de atenciones.

Artículo relacionado:
Cobaya peruviana

Es recomendable que la dejes salir todos los días, pero, si no puede ser, al menos en días alternos ya que, de lo contrario, puede acabar siendo agresiva, o estar molesta.

Es también importante que mantengas una buena higiene en la jaula, limpiándola con asiduidad, así como a la propia cobaya ya que, aunque no le gusta bañarse, sí requiere de un cepillado para que se mantenga limpia y con el pelaje cuidado.

Si ves que huele mal, puedes darle un baño en seco o incluso con una toallita higiénica, ya que no es bueno para esta especie el bañarse.

La alimentación de la cobaya abisinia

Como ocurre con las otras cobayas, la cobaya abisinia tiene una dieta basada en pienso. Pero esta debe complementarse con frutas y verduras frescas, además de heno y agua.

A la hora de escoger un pienso, escoge siempre uno de gran calidad porque puede contener todos los nutrientes básicos que va a necesitar tu cobaya. Además, así podrás introducirle las verduras y frutas poco a poco ya que hay algunas cobayas a las que no le gusta y tienes que mezclarlas con el pienso (en este caso te recomendamos que pongas poco porque, así, no se te echará a perder gran cantidad si has de retirarlo porque no se lo come).

Como «premio» puedes darle algo de alfalfa, que le gusta mucho y cubrirá todas las vitaminas que necesita.

La reproducción de la cobaya abisinia

La reproducción de la cobaya abisinia

La reproducción de la cobaya abisinia no se diferencia en nada con el resto de cobayas. Es decir, es madura sexualmente a los 2-3 meses, aunque los expertos recomiendan esperar un poco más para que el animal se desarrolle por completo y esté en condiciones para una reproducción. Una vez pasado ese tiempo, una pareja se reproducirá con un periodo de gestación aproximado de unos 63 días. Durante ese tiempo, la dieta de la cobaya abisinia cambia un poco, ya que no se le pueden dar huecos, carnes ni lácteos, y sí aumentar la ingesta de alfalfa.

Dará a luz entre 4 y 6 crías, aunque lo más normal es que sean solo tres crías, que serán totalmente dependientes de la madre, quien les aportará la leche materna durante aproximadamente un mes. Después de ese tiempo, las crías pueden separarse a fin de que no haya problemas de territorialidad ni canibalismo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*