Cobaya Rex

Características de la cobaya Rex

Fuente imagen cobaya Rex: mascotarey

Cobayas hay muchas en el mundo. Y otras tantas que se habrán perdido por el camino. Dentro de las cobayas de pelo corto, una que sobresale de las demás por ser como una bolita, es la cobaya Rex, bastante robusta y con un mantenimiento pequeño.

Si quieres saber las características de la cobaya Rex, cuál es su hábitat natural y los cuidados como mascota (alimentación, reproducción, etc.) entonces no dejes de leer la ficha que hemos preparado para ti.

Características de la cobaya Rex

La cobaya Rex es considerada la más grande de la especie, ya que pueden alcanzar fácilmente los 29 centímetros. En cuanto a su pelo, este puede ser de entre un kilo y kilo y medio. Al ser propensa al sobrepeso, hay que controlar muy bien este dato para evitar que su esperanza de vida, que está entre los 5 y 8 años, merme.

Se caracteriza por poseer un pelaje muy corto, de apenas 1 centímetro de longitud, pero este es muy denso y con una textura lanuda, es decir, como si fuera lana pegada al cuerpo y en algunos casos algo rizada.

Su cara es cortita, pero su cabeza es bastante ancha. En ella sobresalen los ojos, que son muy grandes. También las orejas, que las tiene en forma de pétalo y pueden crecerle entre 20 y 45 centímetros. Eso sí, son caídas.

En cuanto a los colores, lo cierto es que puedes encontrar de distintas tonalidades, pero casi siempre los tonos marrón, blanco o negro son los más habituales.

El comportamiento de la cobaya Rex

La cobaya Rex es bastante sociable. Es de hábitos nocturnos y además requiere estar en compañía (aunque nunca dos machos juntos) para sentirse feliz. Algunos opinan que puede aprender trucos ya que es muy lista, pero peca en el sentido de que no suele ser activa, al menos no como otras de su especie.

A pesar de su sociabilidad, es muy tímida y se asusta con facilidad, pero una vez coge confianza, es cariñosa.

Hábitat

La cobaya Rex se sabe que es de Sudamérica. Concretamente de la zona de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia. En cuanto a su «edad», es decir, a cuándo aparecieron, lo cierto es que a ciencia cierta no se sabe, pero sí que hay indicios de que, hace 30 millones de años, ya existían en el mundo, en este caso, provenientes de África.

Con el paso del tiempo, la cobaya Rex fue «emigrando» a Europa, que la tenían como mascota, como hoy día.

Artículo relacionado:
Cobaya Sheltie

En cuanto a su hábitat natural, solían vivir en zonas montañosas, lugares rocosos, bosques o donde había bastante vegetación. Además, buscaban zonas con temperaturas más bien frescas, de ahí el pelaje que desarrollaron.

Cuidados de la cobaya Rex como mascota

Cuidados de la cobaya Rex como mascota

Fuente: Pinterest

Si quieres tener como mascota una cobaya Rex y quieres aprender antes sobre las necesidades que va a necesitar, a pesar de que es uno de los cuy más fáciles de mantener, aquí te dejamos todo lo que necesitas saber sobre ellos.

Jaula

Como sabes, la cobaya Rex es una de las más grandes. Eso implica que su jaula también debe ser amplia para que pueda estar cómodo. En este sentido, y aunque tenga espacio para colocar una rueda o algún juguete con el que se entretenga, es importante que sepas que has de sacar a tu mascota 2-3 veces al día.

¿Por qué? Porque la cobaya Rex es propensa al sobrepeso, además de que, al contrario que otras de su especie, es menos activa, por lo que si come mucho no será capaz de quemar las calorías, y eso repercutirá en su salud.

Por eso, escoge una jaula amplia (recuerda que necesita estar acompañado, o puede deprimirse), pero también una zona de juegos (las cobayas no saltan, por lo que no es necesario que sea un recinto cerrado, sino con una pequeña valla para que no vaya a escaparse y la mantengas vigilada.

Artículo relacionado:
Cobayas de pelo largo

La jaula, así como su lugar de juegos, ha de ser de materiales resistentes, y a poder ser que sea de fácil limpieza. Ten en cuenta que al menos 1-2 veces por semana deberás limpiarla para que no se acumulen bacterias que puedan afectar a la salud de esta.

La higiene de la cobaya Rex

La higiene de la cobaya Rex

Fuente: vidaanimal

A pesar de que la cobaya Rex es de pelo corto, eso no quiere decir que no debas asearla de vez en cuando. De hecho, se recomienda que, cada 2-3 días, se limpie con un trapo húmedo, además de cepillarla para eliminar suciedad o incluso ayudar a que su pelo se vea limpio y brillante.

Esta mascota no deberías bañarla, ya que se resfría fácilmente. Por eso, siempre es mejor el baño en seco.

Otro de los cuidados que debes mantener es ayudarle a limpiarse las orejitas y también los ojos.

La alimentación de la cobaya Rex

La alimentación de la cobaya Rex se basa, como muchas otras, en el heno. Este es su principal alimento, pero no quiere decir que sea el único en realidad. Junto con esta base, también requiere que se le dé algo de pienso y verdura, así como algunas frutas bien troceadas para que no se atragante con ellas.

En cuanto al agua, es imprescindible y no le puede faltar nunca. De hecho, a partir de los 22 días, es capaz de tomarla, a pesar de que siga estando, a veces, con la leche materna.

La reproducción de la cobaya Rex

La reproducción de la cobaya Rex

Fuente: Roedorespedia

Como sabes, las cobayas son roedores cuya época de reproducción es casi constante y además muy fácil de darse. Normalmente, cuando una cobaya cumple el mes de vida, ya es maduro sexualmente. En el caso de la cobaya Rex, ocurre lo mismo, pero estos son polígamos, es decir, que el macho puede aparearse en la época de reproducción con varias hembras.

La gestación es de entre 59 y 72 días, aunque casi nunca llegan al máximo de días. Una vez da a luz, lo hará de entre una y siete crías, cada una de ellas de unos 100 gramos. Debes tener en cuenta que la cobaya Rex hembra es capaz de volver a quedarse embarazada tres semanas después del parto, por lo que podrías tener crías constantemente si no vigilas al macho.

En cuanto a las crías, estas tienen un desarrollo muy rápido y prácticamente a las tres semanas ya son independientes. Eso sí, si todos conviven en la misma jaula puede haber peleas de territorialidad así como de espacio.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*