Hormiga roja

El reino animal de las hormigas es muy poco conocido. Y, sin embargo, llega a establecer unas relaciones muy parecidas a las de las avispas, abejas… Sin embargo, se conoce poco de ellas, como el hecho de que no solo existe la hormiga común, habitualmente negra, sino que también hay otras especies como la hormiga roja.

Si nunca antes has oído hablar de ella y te interese conocer a este tipo de insecto, además de saber si son venenosas o no, hoy te vamos a hablar sobre la hormiga roja para que puedas descubrir todo lo que se esconde sobre ella.

Qué es la hormiga roja

Qué es la hormiga roja

La hormiga roja, de nombre científico Formica rufa, también recibe otros nombres como hormiga roja de la madera u hormiga roja europea. Como su nombre indica, su color difiere de otro tipo de hormigas, ya que esta es de color roja. Sin embargo, no tienen el mismo color a lo largo de su cuerpo. Y es que la cabeza y el tórax sí que es rojo, pero el abdomen suele ser negro, y también las patas están entre negras y rojas oscuras.

Al igual que sucede con otras especies de hormigas, también aquí vas a encontrarte con distintos grupos. Por ejemplo tienes las obreras, que son las que se ocupan tanto del hormiguero como también de conseguir comida para alimentar a todos. Luego, los machos que son los que sirven para procrear con la hormiga reina para poder seguir teniendo obreras (que son hembras todas ellas).

En cuanto a su tamaño, la hormiga roja hembra tiene un longitud aproximada de entre 5 y 9 mm mientras que el macho es más grande, llegando a los 11 mm.

La hormiga roja no es un insecto muy «pacífico» que digamos. En realidad, es bastante invasor y capaz de eliminar a otras hormigas o incluso a otros insectos que haya por la zona (o bien se nutre de ellos estableciendo relaciones con otros animales, como son los pulgones).

Uno de sus sistemas defensivos es el de morder. Sí, son hormigas que no dudan en atacar a sus enemigos, aunque estos sean más grandes que ellas, ya que se reúnen en grupo para reducirlo. Además, utilizan un ácido fórmico contra los que osan acercarse o molestarlas, por lo que es mejor dejarlas tranquilas.

La hormiga roja es peligrosa

Debido a esas grandes colonias que puede formar, y al hecho de asentarse en grupo y poder acabar con la vida de otros animales en la zona que está (debido a que es muy territorial), se la considera una plaga a tener bajo control para evitar que acabe con otros animales.

Y es que hablamos de un insecto que puede llegar a ser peligroso, incluso para el ser humano. De hecho, la hormiga roja puede picar y la picadura de hormiga es bastante molesta, o incluso entrañar un riesgo grave para la salud debido a una reacción alérgica en el ser humano. Por esta razón, en caso de hormigueros de hormiga roja, se recomienda no acercarse mucho a ellos para evitar problemas.

Hábitat

La hormiga roja es peligrosa

La hormiga roja es oriunda de Europa. Concretamente, se la encuentra en las zonas de bosques, sobre todo de coníferas o árboles frondosos, en parques arbolados… Además, son muy fáciles de distinguir debido a sus nidos. Y es que son capaces de construir un nido bastante amplio, con una cúpula que es muy visible.

Además, llama la atención la forma de «vivir», porque, al contrario que en otros hormigueros, aquí suelen reunirse varias hormigas reina (hasta 100 de ellas) y formar una colonia de más de 400.000 hormigas. Es por eso que suelen ser un gran peligro cuando estas se reúnen, sobre todo por lo violentas que son. Además, teniendo en cuenta que la hormiga reina es capaz de vivir más de 10 años, eso implica que pueda criar un gran número de obreras y de machos.

Artículo relacionado:
Hormiga con alas

La alimentación de las hormigas rojas

La alimentación de la hormiga roja difiere según los expertos. Y es que unos dicen que es omnívora mientras que otros la tachan de carnívora. Lo cierto es que la hormiga roja puede alimentarse de hongos, savia, melaza… pero también son de las que atacan a otros invertebrados y animales en general.

En otras palabras, mientras hay alimento, no ponen ningún problema para alimentarse de restos de animales o de insectos que caen en su camino, pero cuando hay poca comida no dudan en atacar otras colonias de hormigas o incluso de pulgones u otros animales que haya cerca y con los que puedan alimentarse.

La reproducción de la hormiga roja

La reproducción de la hormiga roja

La hormiga roja tienen una época de reproducción concreta. Hablamos de los meses de julio y agosto, en pleno verano, momento en el que los machos alados salen del hormiguero junto con las hembras para realizar el llamado «vuelo nupcial». Como pasa con otras hormigas, una vez tiene lugar el apareamiento, el macho muere mientras que la hembra suele caer al suelo, bien de forma inmediata o bien pasado un corto periodo de tiempo. Desde ese momento, las alas de la hormiga se desprenden de su cuerpo, o bien es la propia hembra la que se las arranca y se las come, debido a que tienen una gran cantidad de nutrientes que necesitará para poder crear su nido.

El objetivo de la hembra es el de encontrar una zona donde poder crear su nido. Será ella misma la que se encargue de hacerlo, de modo rudimentario, eso sí, para poder depositar los primeros huevos. Estos no van a ser muchos, ya que se ocupa solo la reina de ellos, no tiene a nadie más. Así, ha de encargarse de protegerlos y también de alimentarse y alimentar a las larvas hasta que estas se conviertan en las primeras hormigas obreras que tomarán el testigo de la reina. De hecho, estas primeras se encargarán a partir de que sean adultas de aumentar el nido, proveerlo de alimento y de las siguientes crías, que ya serán el doble de las primeras. La hormiga roja reina se dedicará entonces solo a poner huevos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*