Serpiente de cascabel

Serpiente de cascabel enrollada sobre sí misma

Uno de los animales más temidos por todos es la serpiente de cascabel. Conocida por su nombre científico, Crotalus, es de los animales más venenosos que existen en el mundo. Originaria del continente americano, concretamente desde Canadá al norte de Argentina.

Hay 29 especies diferentes de serpientes de cascabel, todas ellas caracterizadas por esa córnea que tiene en la punta de la cola, con forma de cascabel. Esta se agita y suena cuando el animal se siente en peligro o a punto de atacar.

Características de la serpiente de cascabel

Conocida como la serpiente más venenosa y la más larga de Norteamérica, la serpiente de cascabel puede llegar a medir 2,5 metros de largo y a pesar casi 5 kilos.

En general, tiene una constitución delgada y compacta, con una cabeza plana y donde se puede distinguir el cuello. Su cuerpo está lleno de escamas colocadas en 21 – 29 filas y su tonalidad va del amarillo al verde, rojo, pardo o negro. Tiene además unas manchas romboides a los lados de su cuerpo, y también en la espalda.

La lengua de este crótalo es bífida en forma de Y, que utiliza también para oler a su alrededor. Sus ojos son capaces de ver a 12 metros de distancia, ya sea de día o de noche.

Algo que pocos conocen sobre la serpiente de cascabel es que respira a través de sus pulmones, concretamente del derecho, que es el que tiene desarrollado.

Lo más característico de este animal es su cascabel, formado por una córnea que emite sonidos. Se piensa que esos anillos que forman el cascabel pueden determinar la edad, pero lo cierto es que no es así debido a que las serpientes mudan la piel varias veces al año, además de que pueden perder parte del cascabel o la totalidad del mismo.

Por otro lado, junto a sus colmillos albergan uno de los venenos más peligrosos del mundo. Este, formado por toxinas, péptidos y enzimas, es capaz de provocar la muerte de un ser humano debido a que destruye los glóbulos rojos y afecta a la circulación de la sangre y a los vasos sanguíneos. Por suerte, hay un antídoto que frena el veneno.

Es un animal muy agresivo y peligroso, además de traicionero, ya que puede mantenerse tranquilo y atacar en cuestión de segundos.

Para qué sirve el cascabel de la serpiente

Cascabel de la serpiente de cascabel

La serpiente de cascabel, como su nombre indica, tiene en la punta de la cola una córnea que hace la función de cascabel. Este se utiliza con dos objetivos:

  • Por un lado, para dar a conocer su presencia a otros animales, normalmente a aquellos que son más grandes y que podrían pisarla si no se dan cuenta de su presencia.
  • Por otro lado, es un sistema defensivo para que los animales que busquen atacarla se lo piensen dos veces antes de hacerlo.

Desde pequeña, la serpiente de cascabel dispone de córnea, que se irá haciendo más grande conforme vaya mudando la piel. En esos momentos, el sonido del cascabel no es tan intenso y, de hecho, si la serpiente está mojada, no sonará.

Dónde viven las serpientes de cascabel

La mayor concentración de serpientes de cascabel se encuentra en América, y, dentro de ese continente, son las zonas de México y Estados Unidos donde hay mayor número.

Al ser animales de sangre fría, buscan zonas cálidas en las que vivir, como pueden ser los desiertos, lagos y pantanos, así como bosques tropicales.

Utilizan estos sitios para protegerse de sus depredadores, básicamente aves como el cuervo o el águila, o los coyotes.

Cuidados de la serpiente de cascabel

serpiente de cascabel preparada para atacar

Ante todo, la serpiente de cascabel es un animal muy peligroso. No es una mascota para cualquier persona, y mucho menos niños, ya que requiere de unos cuidados mínimos, pero sobre todo, de preservar la seguridad para que este reptil no pueda hacer ningún daño a su dueño ni a ningún ser humano.

A pesar de ser tan peligroso, hay quienes las tienen de mascotas, y los cuidados que precisan son los siguientes:

Qué come la serpiente de cascabel

Cuando la serpiente de cascabel es aún joven, la alimentación de esta es con lagartijas e insectos, animales más bien pequeños que son fáciles de capturar para ellas. Sin embargo, de adultas pueden ser capaces de comerse un perro, un conejo o animales similares, aunque lo cierto es que se decantan más por roedores.

La forma de comer de la serpiente es bastante llamativa, ya que utiliza las articulaciones de la mandíbula para atrapar (y no soltar) a su presa, pudiendo engullirla de una pieza entera, y después, en su interior, digerirla. Esto lo hace gracias a los músculos y ácidos que tiene, que son capaces de acabar con los propios huesos.

Además, sus colmillos, portadores de un veneno bastante letal, les ofrece una ventaja sobre su “alimento”, ya que no opone resistencia a ser comido.

Cómo vive

Tener una serpiente de cascabel en casa requiere de un terrario de grandes dimensiones (y con tapa que pueda cerrarse con candados y cerrojos para que no pueda abrirla) así como una piedra calefactora, agua y, por supuesto, comida. El tamaño mínimo que se necesita es, al menos de 50 centímetros más que la longitud de la especie que se tenga. Ha de ser de cristales gruesos y a prueba de golpes, además de tener llave para abrirlo.

Es importante que no se moleste ya que el animal suele ser tranquilo, pero puede atacar en cualquier momento si se ve amenazada de alguna forma.

También conviene que la habitación donde se encuentre el terrario de la serpiente esté «a prueba de fugas», es decir, que no haya puertas, ventanas o grietas por las que el animal pueda escaparse y salir de la casa, o atacar en la misma a las personas que haya en su interior.

Ten en cuenta que habrá que limpiar el terrario y, por ende, manipular a la serpiente de cascabel, por lo que hay que tener un sistema para cambiarla de lugar el tiempo suficiente para dejar limpio su hogar lo antes posible.

La reproducción de la serpiente de cascabel

reproducción de la serpiente de cascabel

Una serpiente de cascabel es adulta sexualmente hablando a los 3 años de edad y puede reproducirse cada 2-3 años. Esto normalmente ocurre en primavera, justo después de terminar la hibernación.

Para ello, el macho es el que lleva a cabo una serie de movimientos, sobre todo con la parte trasera del cuerpo, para situarse encima de la hembra y fecundarla. Hay que tener en cuenta que ese apareamiento no se hace rápido, sino que dura varias horas, tras el cual, la hembra alberga en su interior entre 4 y 25 huevos. De ellos, no nacerán todas, sino que se estima que podrían salir unas 10.

Las crías de serpiente de cascabel miden unos 25 centímetros y se caracterizan por tener un botón pequeño de córnea en la cola. Disponen de colmillos que son igual de letales que los de sus progenitores.

Al contrario que otras crías, estas son independientes de los padres, razón por la que no sobreviven muchas, pero las que lo hacen se desarrollan rápidamente para enfrentarse a otros animales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*