Serpiente marina

cómo es la serpiente marina

La serpiente marina es uno de los animales considerados más venenosos y mortales que hay dentro del reino de las serpientes. Su vida transcurre prácticamente dentro del agua y son capturas por suponer un manjar.

Si quieres conocer más cosas sobre la serpiente marina, aquí te hablamos de cómo es, dónde vive, qué come y cómo es su reproducción.

Características de la serpiente marina

La serpiente marina, también denominada serpiente de mar, o Hydrophiinae, es un reptil que puede llegar a pesar hasta kilo y medio, si bien lo habitual es que solo llegue a los 900 gramos. Dependiendo en la especie que sea su longitud puede ir de los 10-15 centímetros hasta los tres metros. La media de las especies está en 120-150 centímetros.

Tiene un cuerpo alargado y delgado, con una cabeza que se distingue de la cola porque esta tiene forma de remo, ayudándose de ella para nadar cuando está en el agua. Los ojos son muy pequeños y tienen una pupila redonda. Además, también se le distingue la nariz. En su boca tiene unos 18 dientes pequeños además de los colmillos cortos (salvo en la especie Emydocephalus que los tiene bastante largos).

El cuerpo es otra de las características de estas serpientes ya que sufre un estrechamiento en el lateral, como la forma física de una anguila.

En general son negras con algunos anillos de colores por el cuerpo, pero hay muchas especies que difieren de esa tonalidad y muestran líneas de colores, o incluso bases en colores como azul, rojo, gris, etc.

Algo poco conocido de la serpiente marina es que tiene en la zona de la boca (debajo de la lengua) unas glándulas que recogen el exceso de sal de la sangre, expulsándola al mar.

El veneno de la serpiente de mar

El veneno de la serpiente marina es uno de los más venenosos que existen. De hecho, todavía no se ha encontrado una especie de este tipo de serpientes que no sea venenosa. Ahora bien, no suele atacar salvo que se sienta amenazada o esté en peligro, si bien en la época de celo sí que es más agresiva.

En cuanto a su veneno, este es entre 2 y 10 veces más poderoso que el de una cobra, pudiendo estar a la altura de las serpientes de tierra más venenosas del mundo. Los síntomas que produce el veneno en el ser humano son dolores musculares, dolor en la zona donde ha mordido, somnolencia, visión borrosa, parálisis respiratoria…

De las serpientes marinas, la más venenosa es la Enhydrina schistosa, conocida como serpiente marina de nariz de gancho.

Dónde vive la serpiente marina

Dónde vive la serpiente marina

El hábitat habitual de una serpiente marina es el de aguas tropicales y cálidas, cerca de costas, arrecifes, zonas de coral, etc. ya que es donde pueden refugiarse y sentirse seguras. Hay que tener en cuenta que estas serpientes necesitan respirar, ya que solo aguantan unas 5 horas bajo el agua, por lo que a menudo suben a la superficie para después sumergirse de nuevo.

La temperatura del agua es muy importante, ya que les gusta estar en zonas calientes de entre 15 y 30 grados. Se sienten muy cómodas en el medio marino, de tal forma que su cola está adaptada para que les sirva como ayuda para nadar.

Prácticamente todas las especies de serpiente marina que existen se encuentran en el océano Índico y en el Pacífico.

Tipos de serpiente marina

En la actualidad, existen más de 60 especies diferentes de serpientes marinas, y por ahora todas ellas son venenosas. Si bien no suelen atacar al ser humano, se han dado casos de mordeduras de estos reptiles.

Entre las más conocidas están:

  • Serpiente marina amarilla, conocida por su nombre científico Pelamis, y una de las más famosas serpientes de mar. Habita en la zona del Pacífico, tanto en zonas tropicales como subtropicales y su hábitat pasa por estar en aguas cálidas de entre 16 y 30 grados. Como su nombre indica, tiene una base en gris con líneas en amarillo que van de la cola a la cabeza.
  • Serpiente marina de cabeza negra, o Hydrophis melanocephalus. Puede rivalizar con la serpiente mamba negra, lo que indica que es una de las más venenosas del mundo. Vive en el Pacífico y puede alcanzar más de dos metros y medio. En cuanto a su cuerpo, es amarillo y negro a rayas. Menos la cabeza, que es totalmente negra.
  • Serpiente de hocico ancho, o bien Laticauda colubrina. Es una de las serpientes más llamativas porque tiene una base en azul en todo el cuerpo con anillos en color negro. La zona de la cabeza es más verde azulado.
  • Serpiente Elapidae, o más conocida como de Nueva Caledonia. Hablamos de una serpiente que está por las zonas de Nueva Caledonia, las islas Carolinas, India o Nueva Zelanda. Es de las que se sitúa en aguas poco profundas, hasta los 80 metros, por lo que puede verse en el mar o fuera de ella cuando van a depositar los huevos.

Qué come la serpiente de mar

Qué come la serpiente de mar

La serpiente marina es un animal carnívoro. Se alimenta sobra todo de anguilas y de peces pequeños, pero no son sus únicas presas; moluscos, crustáceos, gambas, huevos de peces… son otros de los alimentos predilectos de estos animales.

Para cazarlos, lo que hacen es morderlos con el objetivo de inyectarles el potente veneno que tienen y que las presas mueran de manera rápida.

La reproducción de la serpiente de mar

La reproducción de la serpiente de mar

La serpiente marina, como otras muchas serpientes, son ovovivíparas. Su reproducción las hace volverse muy agresivas en la época de apareamiento, teniendo numerosos enfrentamientos entre los machos y también con algunas hembras.

Sin embargo, una vez se lleva a cabo, pueden tener dos formas diferentes de nacer: por un lado, naciendo ejemplares jóvenes (entre 2 y 9) en el agua, a través de su madre; por otro lado, la hembra sale del agua y entierra en la playa los huevos para que, pasado un tiempo, las crías nazcan, prácticamente formadas y muy grandes, y vayan hacia el mar. La serpiente marina suele poner entre 1 y 10 huevos por cada puesta.

Los padres no se preocupan por cuidar de las crías, de hecho una vez la hembra deja los huevos se olvidan de ellas y no vuelven de nuevo ni esperan el momento en que los huevos deben romperse.

La serpiente marina, ¿amenazada?

A pesar de que la serpiente marina no está dentro de las especies en peligro de extinción, sí que su número se ha reducido bastante a lo largo de los años debido a la caza de estos animales.

Y es que la serpiente marina se siente atraída por las luces, lo que hace que sean fácilmente capturables (siempre teniendo cuidado de la mordedura de la misma, por supuesto). El mayor atractivo de estos animales es su piel y su carne. De hecho, es todo un manjar en Oriente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*