Serpiente negra

Alimentación de la serpiente negra

La serpiente negra o mamba negra es una de las serpientes que pertenecen a la familia Elipidae. La familia destaca por tener algunos tipos de serpientes venenosas siendo de las más peligrosas de todo el mundo. En este caso, la serpiente negra es una de las más peligrosas de todo el continente africano por su alto nivel de veneno. Tiene unas características que sorprenden a la mayoría de las personas y que hacen a este animal bastante atractivo de conocer.

En este artículo vamos a contarte todas las características, hábitat, alimentación y reproducción de la serpiente negra.

Características principales de la serpiente negra

Mamba negra atacando

Esta serpiente es la víbora que se puede desplazar lo más rápido posible. Es capaz de alcanzar una velocidad de entre 16 a 20 km por hora cuando quiera escapar del peligro o capturar a su presa. Se trata de una criatura bastante inquieta y que posee un veneno letal. Cuando se siente amenazada puede convertirse en una especie bastante peligrosa ya que se vuelve agresiva. En todo el mundo causa la muerte de muchas personas al cabo del año y es la protagonista de numerosos mitos y leyendas que hablan de la letalidad de esta víbora.

Por todas estas características, la serpiente negra o mamba negra es considerada la serpiente más letal de todo el planeta. Se trata de un animal bastante territorial que defenderá su zona por encima de todo. Tiene un comportamiento bastante agresivo si se siente acorralada. La agresividad se puede visualizar viendo cómo alza  la cabeza bastante alta, curvando su parte posterior y corriendo con una tercera parte del cuerpo en el aire. Es así como sabemos que está en posición agresiva y atacará a todo lo que sienta como una amenaza. Otra de las características por la que podemos reconocer su agresividad es que se mece y abre sus mandíbulas emitiendo un silbido muy violento y asustadizo.

Todas estas características hacen que la mamba negra sea muy respetada y temida en toda África. El color de la piel es verde amarillento tirando a gris metalizado. Cuando alcanza su edad adulta suele llegar a medir entre 2.5 y 4.5 metros de longitud. Pesa un promedio de 1.6 kilogramos y su esperanza de vida se alarga hasta los 11 años.

¿Cuál es el hábitat de la mamba negra?

Mamba negra

Esta serpiente es originaria de África y se halla en casi toda su totalidad en el noreste del continente y el sur de Etiopía. También se puede encontrar en el sudoeste del continente abarcando algunos países como son Botswana,  Mozambique, Kenia, Sudán, Somalia y Uganda. En todos estos lugares es una serpiente muy respetada y temida.

Son especies esencialmente terrestres y esporádicamente arbóreas. Si el hábitat donde se encuentra tiene abundancia de árboles, podemos encontrarlas encima de ellos para poder vigilar mejor a sus presas. Normalmente se encuentra en zonas más altas superiores a los 1.000 metros de altitud con respecto a nivel del mar.

La serpiente negra tiene como hábitat principal los matorrales, termiteros, grietas de las rocas, pequeñas huecos hechos por insectos y madrigueras abandonadas de otros animales. Una de las características que le permite poder sobrevivir en buenas condiciones es su gran adaptabilidad al territorio. Y es que es capaz de adaptarse en a los distintos territorios que van desde las sabanas, a los bosques pasando por laderas rocosas y selvas. Dado que se puede adaptar a todas estas condiciones de vida, son capaces de desarrollarse en gran cantidad. Lo más normal es que busque aquellos lugares que son más secos como lo son los afloramientos rocosos, las sabanas o los desiertos semi áridos.

¿Qué come la serpiente negra?

Serpiente negra

Este reptil tiene un horario diurno y su agresividad alta hace que no tengan demasiados depredadores. Prácticamente se puede ver bastante fácil durante el día buscando a sus presas por todo su entorno. No es una serpiente que necesite de demasiado camuflaje ya que puede desplazarse a gran velocidad y no tiene apenas depredadores.

Son depredadores de asechanza. Su carta a la realizan utilizando la vista y para ello levantan gran parte de su cuerpo sobre la tierra. La técnica cola que cazan a sus presas es mordiéndola y esperando a que mueran por la inyección del veneno. Si la presa intenta escapar o resistirse, aumenta la fuerza en las mordeduras con una serie rápida para inyectar más cantidad de veneno y matar a sus víctimas en cuestión de segundos.

Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, pájaros, lagartos y murciélagos. Estos animales devoran la comida entera sin necesidad de masticar. Pueden abrir su boca hasta un tamaño 4 veces superior al de su cabeza. En algunas ocasiones tiene que recurrir a la dislocar su mandíbula inferior para poder llegar a tragar la comida por ser de gran tamaño. Su sistema digestivo tiene gran poder y asimila las presas medianas en tan sólo 8 horas. El problema de este tipo de alimentación es que durante el proceso de digestión son mucho más vulnerables. Y es que deben estar lo más quieta posible mientras ingieren a su presa en su totalidad.

Reproducción

Estos animales son solitarios y tan sólo se suelen ver juntas en la época de apareamiento. Tras el apareamiento, la serpiente negra se separa de la otra y se van cada una su guarida. Es la hembra la encargada de colocar los huevos en vegetación que este descompuesta ya que este tipo de vegetación emite un mayor calor que ayuda a que los huevos aceleren su eclosión. Estos huevos tardan una media de 3 meses en eclosionar tras ser puestos en la vegetación.

En cada puesta la serpiente negra suele poner entre 10 y 25 huevos. Sus cáscaras permiten que el agua y el oxígeno lleguen a los embriones en desarrollo pero son lo suficientemente fuertes como para protegerlos. Cuando nacen las crías de la mamba negra miden aproximadamente medio metro de largo. Su color es característico grisáceo verdoso. Estas crías son autónomas desde el momento en el que nacen. Nada más nacer ya pueden empezar atrapar a sus propias presas. Lo hacen con algunas presas de pequeño tamaño.

En tan sólo dos años de vida ya han alcanzado la máxima longitud. Ninguno de los progenitores envuelven su crianza ya que son independientes en el momento de nacer.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre la serpiente negra y sus características.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*