Rana azul

características de la rana azul

La rana azul es uno de los anfibios más venenosos que existen en el reino animal. También conocida como rana flecha azul, es muy pequeña, pero al mismo tiempo letal para muchos.

Si quieres saber más cosas sobre ella, como las características de la rana azul, su hábitat, alimentación o reproducción, no dudes en echarle un vistazo a lo que hemos preparado.

Características de la rana azul

La rana azul se la conoce como rana flecha azul, o también por su nombre científico, Dendrobates azureus. Se trata de un pequeño anfibio de entre 3-4 centímetros con una carga de veneno en su piel que evita que otros animales se le acerquen o incluso lo quieran comer.

Tiene un cuerpo bastante equilibrado y de color azul metálico, si bien puede ser de distinta tonalidad, desde un azul claro a un azul oscuro o incluso púrpura. Además, tiene unas manchas negras que alcanzan distintos tamaños a lo largo de su cuerpo. De hecho, cada ejemplar de rana azul tiene unas manchas con dibujos característicos (como si fueran sus huellas). Toda su piel está compuesta por una película pegajosa muy importante para ella ya que es la que le permite retener la humedad. Además, le sirve para que los renacuajos se adhieran a su cuerpo y no se caigan.

Las extremidades inferiores son más gruesas y fuertes que las superiores, más cortas y delgadas. Sin embargo, en todas ellas dispone de cuatro dedos en cada pata.

El macho de la rana azul es más pequeño y delgado que la hembra. Además, los discos digitales del macho están más desarrollados. Finalmente, una característica importante que los diferencia es su canto. Las hembras no pueden hacerlo mientras que los machos sí.

El curioso nombre de flecha azul lo recibe debido a que los nativos, a pesar de que las ranas son tóxicas, la suelen cazar. Su objetivo es beneficarse del veneno que tienen. Para ello, las colocan en zonas de calor, como puede ser una hoguera, para que exude su veneno, que utilizan para impregnar los dardos y las flechas que usan para cazar.

La esperanza de vida de la rana azul es de 4 a 6 años de vida. Sin embargo, los ejemplares que están en cautividad pueden llegar a duplicar esa esperanza, es decir, que sea de 8 a 12 años.

El comportamiento

La rana flecha azul es un anfibio que prefiere la tierra al agua, aunque eso no quiere decir que se aleje demasiado. De hecho, vive en zonas donde hay cerca fuentes de agua. No es un animal de hábitos nocturnos, al contrario, por el día se la pasa dando pequeños saltos por su territorio, que defienden de manera agresiva. De hecho, es capaz de atacar a otros animales por luchar por su territorio, o a otras ranas.

Por eso, para delimitar su espacio, utiliza unas persecuciones, luchas o llamadas a fin de mantener alejados a posibles «asaltantes».

Hábitat

Hábitat de la rana azul

La rana azul es originaria de Surinam. La mayor población de ellas se encuentra en la sabana de Sipaliwini, y es posible que también se pueda encontrar en Brasil. Más allá de estos lugares, no es habitual verla, si bien sí hay quien la tiene en cautividad o bien en los zoológicos de algunos países.

La rana vive cerca de fuentes de agua, a altitudes de entre 300 y 400 metros sobre el nivel del mar.

El hecho de que solo se encuentre en esas zonas, y la destrucción del hábitat que se produce constantemente, hace que su existencia esté comprometida y, si bien aún no está en peligro de extinción, sí que tiene una situación vulnerable.

La alimentación de la rana azul

La alimentación de la rana azul

A pesar de que la rana azul es un animal insectívoro, lo cierto es que no solo se alimenta de insectos como hormigas, orugas, moscas o gusanos, también puede comerse a otros animales, principalmente a artrópodos de pequeño tamaño.

Cuando la rana vive en cautividad, esta se suele alimentar de colembolos, microgrillos o de la mosca de la fruta, que es lo que más se encuentra en las tiendas de animales para ellas.

En cuanto a su alimentación, la rana espera pacientemente a que el animal esté lo suficientemente cerca de ella para poder atraparlo. Una vez lo hace, se lo mete en la boca y se lo traga,sin apenas darle tiempo a su presa a escapar.

Dentro de su alimentación, las hormigas, que es el manjar que más come en estado salvaje, es lo que le proporciona su toxicidad en la piel. Así, genera un compuesto que la recubre y la hace venenosa a otros animales, utilizándolo como defensa para que no se acerquen o la ataquen.

La reproducción de la rana azul

La reproducción de la rana azul

La reproducción de la rana azul se produce sobre todo en la época de lluvias, ya que, al igual que otros anuros, necesita del medio acuático para llevarla a cabo. Eso implica que se debe limitar a los meses de febrero y marzo, y por ende, solo se reproduce una vez al año.

La madurez sexual les llega a los 14-18 meses y es cuando, en esas fechas, las ranas macho se sitúan en zonas más próximas al agua y, desde su escondite, empiezan a llamar a las hembras. Lo hace con un sonido muy suave, como si fuera un zumbido. Si la hembra le corresponde, seguirá ese sonido y se acercará a él para acariciarle en la espalda con sus patas delanteras.

Este proceso lo seguirán varias veces hasta que la hembra esté preparada. Ese será el momento en que ella irá detrás del macho constantemente y buscarán un lugar oscuro y húmedo para poder realizar el amplexus y hacer la puesta.

Esta suele ser de entre 4 y 5 huevos, todos ellos envueltos en una masa gelatinosa. Sin embargo, puede llegar a poner hasta 3 puestas en el mismo mes. Los huevos tardan en eclosionar unos 16 días. En ese tiempo, el macho suele estar pendiente de ellos y, cuando nacen, se encarga de llevarlos a su espalda hacia una fuente de agua, pero no los pone a todos juntos, sino que los separa debido a que, ya desde pequeños, pueden tener comportamientos caníbales.

Una vez nazcan las crías, tardarán en metamorfosearse aproximadamente unas 12 semanas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*