Argentinosaurus

El Argentinosaurus es uno de los animales terrestres más grandes que han existido

El Argentinosaurus es un género de saurópodo titanosauriano extinto que vivó a mediados del Cretácico en América del sur, hace 97 a 93,5 millones de año. A día de hoy sólo se conoce una única especie perteneciente a este género: el Argentinosaurus huinculensis. El nombre proviene del griego y significa «reptil de Argentina de Plaza Huincul». Actualmente, es considerado uno de los animales más grandes que han existido sobre la faz de la tierra. Sin embargo, no existe una estimación precisa de sus dimensiones ya que se han encontrado muy pocos de restos de este titán. Se especula que pudo medir 33 metros de largo y pesar 73 toneladas, convirtiéndolo en uno de los mayores dinosaurios hallados.

Los primeros restos fósiles del Argentinosaurus fueron encontrados cerca de Plaza Huincul, en Argentina, por Guillermo Heredia. Diferentes instituciones extrajeron los vestigios óseos de este enorme animal. A día de hoy se encuentra este material en el Museo Carmen Funes y en el Museo de La Plata. Desde el descubrimiento del Argentinosaurus se han realizado muchos estudios e investigaciones para averiguar más acerca de la biología de este animal. El paisaje en aquella época era muy diferente a la actual Patagonia argentina. Constaba de bosques templados, bosques subtropicales y planicies aluviales. Actualmente es todo lo contrario: un lugar seco y semiárido.

Descripción del Argentinosaurus

El Argentinosaurus no paraba nunca de crecer

Este gran reptil es uno de los dinosaurios más grandes que han llegado a pisar la faz de la tierra. Tras realizar varios estudios, se especula que su longitud media oscilaba entre 30 y 39,7 metros y que su peso podía alcanzar entre 55 y 90 toneladas. Respecto a la altura, se supone que podía llegar a los 15-16 metros con el cuello erguido. Seguramente, tener estas dimensiones le fue muy útil a la hora de protegerse contra depredadores de la época. En aquel entonces existían también grandes carnívoros en Argentina, como el Mapusaurus o el Giganotosaurus.

La cabeza del Argentinosaurus era bastante pequeña en proporción a su cuerpo. Estaba dotado de coronas dentarias simples, largas, delgadas y con forma de tubo. Este tipo de diente es idóneo para cortar la vegetación arbórea, de la que seguramente se alimentaba gracias a su largo cuello. Además, se especula que su torso fue musculoso y robusto, ya que tenía que alojar en él sus órganos internos gigantes. Las patas del Argentinosaurus eran cilíndricas y macizas, para poder sostener el peso de su cuerpo. Finalmente, poseía una cola que servía de contrapeso y para mantener el equilibrio.

Comparación con otros cuellilargos

El Argentinosaurus es uno de los saurópidos más grandes.

Dentro del Mesozoico, el Argentinosaurus comparte el título de mayor animal terrestre junto a otros saurópodos gigantescos. El Supersaurus y algunos ejemplares grandes del Diplodocus rivalizan con él en longitud. Sin embargo, son más bajitos y livianos que el reptil de Argentina. Existen otros titanosaurios provenientes de Argentina que tienen unas dimensiones similares a las del Argentinosaurus. Por ejemplo el Antarctosaurus giganteus, cuyos restos escasos indican que podría haber medido 23 a 30 metros de largo y pesar unas 69 toneladas. Otro ejemplo es el Puertasaurus reuili, del cual sólo se hallaron cuatro vértebras, nada más. Aún así, las estimaciones más conservadoras oscilan entre 27 y 30 metros de largo y 50 a 70 toneladas de peso.

En el año 2017 se identificó otro titán más completo en Argentina, en la provincia de Chubut. Se le denominó Patagotitan mayorum. Con sus supuestos 37,2 metros de largo y un peso de 77 toneladas se ha vuelto un fuerte rival  en lo que el título de mayor animal terrestre respecta. A diferencia de los demás titanes argentinos, de éste se encontró el 70% del esqueleto, otorgándole mayor fiabilidad a las especulaciones de sus dimensiones.

Biología del Argentinosaurus

El Argentinosaurus usaba su cuello para llegar a la vegetación de los árboles

Al igual que los demás saurópodos, el Argentinosaurus era un herbívoro. Mediante su cuello largo era capaz de alcanzar las copas de los árboles y de buscar helechos y otros arbustos de estatura baja. Tras ingerir el alimento, este tenía que pasar por todo el cuello para finalmente llegar al estómago. En su interior se encontraban piedras lisas llamadas gastrolitos, que destrozaban y molían la vegetación ingerida, ya que estos dinosaurios no masticaban la comida. La utilidad de sus dientes era la de cortar los vegetales y su mandíbula sólo se encargaba de ingerirla al momento. Así podía devorar grandes cantidades de alimento en muy poco tiempo, para poder sustentar su enorme cuerpo.

Se han descubierto huevos fosilizados de otros titanosaurios relacionados con el Argentinosaurus. Gracias a ellos, se especula que cientos de animales adultos se reunían anualmente para anidar. Sus lugares preferidos para ello eran las llanuras aluviales anchas y planas. Probablemente, cada hembra ponía un número elevado de huevos, pero sólo una minoría de crías sobrevivía hasta llegar a la madurez. Esto se debe a que, por su menor tamaño, eran más vulnerables a los ataques de los depredadores. Además, es posible que el Argentinosaurus viajara en mandas de una docena de individuos, aproximadamente.

Artículo relacionado:
Diplodocus

Existen estudios que demuestran que, tanto los Argentinosaurios como algunos saurópodos, crecían durante toda su vida. Según un artículo publicado, las crías del reptil de Argentina tendrían que haber aumentado su tamaño de nacimiento unas 25 mil veces para llegar a las dimensiones de un animal adulto.

Curiosidades

El Argentinosaurus se encuentra en varios museos y en diferentes exposiciones:

Artículo relacionado:
Giganotosaurus
  • Existe una exposición llamada «Gigantes del Mesozoico» en el Museo Fernbank de Historia Natural en Atlanta, Estados Unidos. En ella se encuentra una reconstrucción del supuesto ecosistema que hubo en el período del Cretácico en la Patagonia argentina. Esta reconstrucción incluye plantas, dos especies de pterosaurios, un carnívoro llamado Giganotosaurus y un Argentinosaurus. Con sus 37 metros de largo, esta reconstrucción del Argentinosaurus es una de las más grandes creadas.
  • En el Museo Senckenberg de Historia Natual de Alemania existe otra exposición de dinosaurios hallados en Argentina, incluyendo el Argentinosaurus. Anteriormente, se había expuesto en otros centros del país.
  • También existe una recreación de 39,7 metros de largo que muestra el Argentinosaurus luchando contra un Giganotosaurus. Se encuentra en el Museo municipal Carmen Funes.

Este gigantesco animal también aparece en películas y documentales, como «Caminando entre Dinosaurios», «Dinosaurios: Gigantes de la Patagonia» y «Planet Dinosaur».


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*