Compsognathus

El compsognathus fue el dinosaurio más pequeño que existió

El Compsognathus es un extinto terópodo compsognátido famoso por ser el dinosaurio más pequeño que existió, aunque décadas después se supo que no era así. De hecho, tiene el honor de que su peso fue solo de unos 3 kg. Su especie fue muy popularizada gracias a la película Jurassic Park, en la que podemos ver una conocida escena de ataque en manada de Compsognathus. Fue una especie de dinosaurio enana, pero realmente ágil y feroz. Vivió hace 150 millones de años en pleno Jurásico.

El nombre de este dinosaurio proviene del griego, y significa «Mandíbula Refinada / Delicada». El primer ejemplar fue descubierto en la década de 1850 en Alemania, y se han hallado esqueletos completos de él muy bien conservados. En este artículo encontraras información relativa e importante para entender como era este minidinosaurio de cola y patas largas. Todo acerca de su anatomía, alimentación, y forma de relacionarse con el medio.

Anatomía y Morfología

Los esqueletos de Compsognathus encontrados están en muy buen estado de conservación

El Compsognathus fue por mucho tiempo el dinosaurio más pequeño conocido, y su longitud oscila en alrededor de 1 metro de largada. De hecho, hubieron dinosaurios como el Microraptor o el Parvicursorque destronaron al Compsognathus de ser el más diminuto de los que existió. Fue un dinosaurio bípedo con unas patas traseras muy alargadas, razón de la que proviene la extensión de su nombre «C. Longipes», y una cola alargada que le ayudaba a mantener el equilibrio. Sus miembros delanteros eran más cortos, al igual que otros terópodos, y estaban dotados de 3 fuertes garras cada uno.

El dato de las garras o dígitos, como a veces se le llaman, se pensó en un principio que tendría 2. Ese error fue debido a que el espécimen encontrado en Alemania conservaba sólo 2 dígitos, debido a que no se habían conservado del todo bien en la fosilización sus extremidades delanteras. Este hecho quedó rectificado con el fósil encontrado poco después en Francia y con los que posteriormente se han ido encontrando.

Su cráneo era estrecho, alargado y delicado. Si tomamos de referencia su cráneo los ojos eran grandes. Los dientes, acordes a su alimentación y tamaño, eran pequeños y afilados. Igual que su mandíbula, que también era fina y alargada, semejante a su hocico, nuevamente puntiagudo.

Algunas especies que se relacionan con el Compsognathus tenían el cuerpo recubierto por una estructuras parecidas a las plumas. Por deducción y analogía biológica se piensa que al igual que sus semejantes, el Compsognathus muy posiblemente también tuviera la presencia de plumas en su cuerpo. Aunque no por ello se ha representado de este modo, y tampoco se han encontrado presencia de plumas ni nada parecido en los restos hallados.

Alimentación

El compsognathus se alimentaba de pequeñas presas, también de insectos

Imagen de Jurassic Park, el Mundo Perdido

La alimentación del Compsognathus fue principalmente carnívora, pero más bien de pequeñas presas. El montón de pequeños y afilados dientes así lo hacen considerar. Tal como podemos ver en la imagen extraído de la película «Jurassic Park: El Mundo Perdido», Steven Spielberg logra una fiel representación de cómo podría haber sido el comportamiento y la alimentación de este pequeño dinosaurio.

Algo que la película sí integra a modo de ficción, pero que no hay evidencias es el de atacar en manadas. No se han encontrado pruebas ni vestigios que hagan pensar que este comportamiento social estuviera arraigado en los Compsognathus.

Se habría alimentado principalmente de insectos y de pequeños vertebrados. Además, en uno de los restos hallados, se encontró en su parte estomacal los restos de un lagarto del género Bavarisaurus. Este hecho significó ha hecho pensar de que se trata realmente de un dinosaurio mucho más ágil y rápido de lo que su morfología hace creer. Y finalmente, para poder cazar presas como las de este tipo, se considera que su velocidad al perseguir una presa podría haber llegado hasta los 64km/h. Esto lo convierte en el más rápido en relación a su tamaño de todos los dinosaurios.

Curiosidades del Compsognathus

El compsognathus se alimentaba principalmente de pequeños vertebrados e insectos

  • El resto fósil más grande que se ha encontrado de este dinosaurio data de 1972, cerca de Niza, en Francia con una longitud de 125 cm.
  • No se sabe exactamente el tamaño de los huevos que el Compsognathus habría puesto. Se toma de referencia a su «pariente próximo», el Sinosauropteryx, donde un resto de este dinosaurio muestra dos oviductos con dos huevos sin llegar a ser puestos.
  • Aunque no tiene el título de dinosaurio más pequeño, sí ocupa el primer puesto como el más diminuto dentro de la época que vivió.
  • Los restos fósiles encontrados sólo han sido hallados en Francia y Alemania.
  • Se ayudaban de sus diestras manos de 3 garras para coger y despedazar a algunas de sus presas.
  • Se cree que para amañárselas en aquel entonces hostil mundo, el Compsognathus se valía de su agilidad e inteligencia, tanto para cazar como para escapar de sus depredadores.
  • Comúnmente se ha pensado en el peso de un pavo para compararlo con el Compsognathus, puesto que de adulto no pesaba mucho más.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*