Iguanodon

El iguanodon fue un dinosaurio muy común en Europa

El Iguanodon fue un famoso dinosaurio herbívoro y bastante común que vivió en Europa a principios del Cretácico, hace entre 126 y 113 millones de años. A pesar de ser muy conocido por sus características patas delanteras, algunas películas como «Dinosaurio» de Disney lo han popularizado entre los más jóvenes. Además, otro de los motivos de su popularidad es lo tempranamente que se descubrió este dinosaurio. Fue descubierto en 1822 por Gideon Mantell y descrito por él mismo en 1825. Le bautizó con este nombre, Iguanodon, que viene a significar «diente de iguana».

Una anécdota sobre él, es que su peculiar garra en el pulgar indujo a pensar en los restos fósiles que igual pertenecía a un cuerno en la nariz. Más adelante, con otros Iguanodones encontrados, se descubrió que esto no era así, colocando esa garra que parecía un cuerno donde realmente le tocaba. Si te interesa saber más sobre la anatomía de este dinosaurio, su alimentación, y su peculiar forma de moverse, este artículo girará entorno a él para conocerlo más de cerca.

Anatomía del Iguanodon

El Iguanodon fue descubierto en el 1822

Con una longitud que oscilaba entre los 10 y 12 metros, y una altura que podía variar entre los 2’7 a 3’5 metros, el Iguanodon pesaba entorno a las 4 o 5 toneladas. Fue un género de dinosaurio de la cuál pudieron existir 2 o 3 especies distintas. Una de ellas, la más conocida y aceptada, el I. Benissartensis, y dos de ellas dudosas, el I. Anglicus y el I. Ottingeri. Este herbívoro podía caminar tanto a 2 como a 4 patas, y se estima que podía desplazarse a una velocidad máxima de 35 km/h dónde para este caso hubiera usado sólo 2 patas. Se deduce que su cola de 4 metros, le hubiera servido para mantener el equilibrio.

Sus piernas con 3 dedos eran poderosas, pero como podemos ver, no eran muy aptas para la carrera. Sus brazos (miembros delanteros) medían hasta un 75% del tamaño de sus piernas, siendo bastante largos. Entre los dedos de sus manos, tenía los 3 centrales que daban una especie de forma de casco, y luego un dedo meñique largo y flexible. Se cree que lo habría usado tanto para sujetarse, como para agarrar o manipular alimentos. Su característica más notoria, el pulgar, con una segunda falange en forma de garra, se considera que la habría usado tanto para abrir alimentos como frutas, como para su propia defensa.

El Iguanodon tenía un hueso especial en medio del pecho, que le habría dado un refuerzo a la altura del tórax. Estaba cerca de los brazos, y los músculos salían de él. Así que no sólo como refuerzo, este hueso le permitiría a los músculos una mayor fuerza de apoyo así como también para poder golpear con sus brazos. Otra forma de golpear habría sido su cola, y es que no tenía espinas para defenderse, pero sí era muy musculosa. Además se cree que probablemente se hubiera recostado en ella para alcanzar alimentos que pudieran estar a mayor altura.

Cráneo

El iguanodon pesaba entre 4 y 5 toneladas

No tenía dientes en la parte frontal de su mandíbula, y la función de su pico era la de arrancar las hojas y/o vegetales. Se desconoce bastante sobre cuál habría sido su dieta, es decir, que tipo de vegetales son los que hubiera comido. Sus dientes se dividían en dos grupos, unos que eran más afilados y en forma de hoja, y otros con forma más triangular. Una distribución típica entre los herbívoros. Era de los pocos dinosaurios capaces de masticar con un robusto aparato mandibular, y albergaba alrededor de 100 dientes.

Tenía una única fila dientes de repuesto, a diferencia de otros saurios que podían tener varias filas. También se considera que tendría algún tipo de estructura similar a una mejilla, lugar donde guardaría el alimento mientras masticaba otras partes. Esto se cree sobretodo por la profunda inserción de los dientes desde el exterior, dejando un hueco bastante amplio en los contornos mandibulares.

Comportamiento social

El iguanodon fue un dinosaurio gregario que se desplazaba en manadas

Por los hallazgos encontrados en Nehden, parece ser que el Iguanodon Bernissartensis si era un dinosaurio gregario, sin embargo hay dudas que se desplazaran en manadas. En esos fósiles hallados, se encuentran diferentes miembros de edades distintas, y además junto a otros ejemplares similares como los Dollodon o Mantellisaurus. Por lo que los análisis han arrojado, esas muertes generales habrían ocurrido por alguna catástrofe de índole natural. Además, parece ser que no habrían ocurrido a la vez, sino en intervalos de 10 a 100 años. Quizás hubieran afectado a uno o pocos miembros, pero lo que sí parece claro es que podían vivir en grupos, repartidos en diferentes zonas. Del mismo modo, se han hallado restos similares en Bernissart.

Algo que diferencia con otros herbívoros es la inexistencia de un dimorfismo sexual, por lo que sus miembros eran muy parecidos. Y aunque se descartó al ver «sustanciales variaciones», tanto en la forma de extremidades, pulgares, columna, sacro, y diferentes huesos, se llegó incluso a pensar que los Dollodon y Mantellisaurus hubieran sido las hembras, y los más grandes y robustos I. Bernitassartensis los machos. Teoría actualmente descartada del todo, al ser realmente especies diferentes.

Además de la película «Dinosaurio», podemos encontrar los Iguanodon en documentales como «Caminando entre Dinosaurios» y en algunas películas infantiles como «En busca del Valle Encantado».


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*