Spinosaurus

El spinosaurus llegó a medir hasta 18 metros de longitud

El Spinosaurus fue el dinosaurio carnívoro más grande que existió. Más grande incluso que el propio Tironasaurio Rex, al contrario de lo que mucha gente sigue pensando. Hablamos de un dinosaurio cuyas proporciones se han encontrado restos que incluso podrían ser mayores de lo que en un principio los paleontólogos pensaban. Vivió en el Cretácico hace entre 112 y 93’5 millones de años por la zona norte de África. Algo característico de él, a parte de su tamaño, era la gran aleta dorsal que tenía.

Aunque usualmente hubiera caminado sobre sus 4 patas, también podría haber sido bípedo y caminar sobre sus dos largas patas traseras. Esta habilidad le habría podido favorecer una mayor velocidad en recorrer distancias cortas. No por ello era 100% terrestre, y es que en el medio marino no se habría defendido mal. Todo un todoterreno de su época. En este artículo encontrarás que tan feroz podía ser, como se alimentaba, cómo era, y algunas curiosidades relacionadas con él!

Anatomía y Morfología

El Spinosaurus fue el dinosaurio carnívoro más grande que existió

El tamaño del Spinosaurus se estimó entre 12’6 y 18 metros de largada y una altura de entre 4’3 a 7 metros. Era claramente el más grande de entre los carnívoros, a pesar de no tener una estructura tan robusta como el Tironaosaurio y el Giganotosaurus. Su peso se estima que rondó entorno a las 7 toneladas. Tenía un cráneo que medía entre 1’5 y 1’75 metros (como la altura de una persona), con una mandíbula alargada semejante a la de los cocodrilos llena de dientes puntiagudos.

Tenía una espinas verticales muy grandes en sus vértebras de la espalda. No se trataban de ninguna joroba, sino que se cree que habrían sostenido una gran vela de piel. El uso de esta vela de piel habría sido el de calentar la sangre cuando los rayos solares la alcanzaban. Curioso de ello, es que este tipo de espinas también se encontraron en otras especies, como el Ouranosaurus, y se intuye que habría obedecido a la adaptación de algún factor climático. Estas prolongaciones eran 10 veces más grandes que los huesos que la originaban, y podían llegar a medir hasta 1’8 metros de altura – largada.

El tema de las grandes velas en la espalda es como una analogía a otros dinosaurios como el Dimetrodon, que vivió muchísimo antes. Sin embargo, no eran iguales, y también podría haber sido una adaptación evolutiva propia de la evolución convergente. Cuando dos especies que se desarrollan a partir de ancestros diferentes acaban convergiendo en forma al largo del tiempo.

Alimentación del Spinosaurus

La alimentación del spinosaurus se debió en gran parte a presas marinas del norte de África

Se han encontrado restos de Spinosaurus más completos por Egipto, y otros restos más fragmentados por el norte de África, en Níger, Marruecos y Libia. La alimentación del Spinosaurus debió ser principalmente como pescador de animales marinos, aunque esa afirmación tampoco es 100% rotunda. Pero por restos encontrados del Baryonyx pescando, la forma alargada de la cabeza que tenía la cabeza del Spinosaurus, sus dientes y la zona que habitó hacen muy posible que su dieta fuera así. Hoy día se sabe que el norte de África, como Egipto, estaba formada por grandes canales de marea, ríos y pantanos, es decir, un entorno muy húmedo y rico en agua y fauna marina.

Otra de las hipótesis que sustentan su menú marino fue la semejanza anatómica con los cocodriloideos. También la presencia de escamas encontradas en el Baryonyx. Pero además, e influenciado por su tamaño y morfología, se ha visto al Spinosaurus como un predador oportunista que más allá de alimentación marina, podía alimentarse de carroña, y cazar algunas presas terrestres. Sus grandes garras más allá de la caza, también podrían haber sido usadas en luchas para defenderse o ahuyentar a otros grandes carnívoros como el Carcharodontosaurus.

Entre los carnívoros más peligrosos

El spinosaurus fue el dinosaurio carnívoro más grande que existió

Una de las secuencias donde podemos comprender la magnitud de la ferocidad de este dinosaurio la encontramos en Jurassic Park. El propio paleontólogo que asesoró en el filme, John R. Horner, dijo que si comparáramos el tamaño de este dinosaurio a su ferocidad, no hubiera habido nada en este planeta capaz de hacerle frente. Y es que en ella podemos ver la lucha encarnizada del Spinosaurus contra el Tiranosaurus Rex. El Spinosaurus logra en la tercera película salir victorioso de esta lucha al morder en el cuello al Tiranosaurus, el que realmente había sido el gran victorioso en las dos primeras entregas.

Los restos fósiles de adultos encontrados del Spinosaurus, los más pequeños eran más grandes que entre los fósiles de los mayores Tiranosaurios encontrados.

Curiosidades del Spinosaurus

El spinosaurus sabía cazar tanto en medio terrestre como acuático

  • Su cola poseía al menos 55 vértebras. Cuando lo normal entre los terópodos es que tengan entre 40 y 50.
  • Su mandíbula encaja perfectamente por debajo del paladar, por lo que su cierre era hermético. Además su morro, ligeramente curvado hacia delante impedía que sus presas pudieran escapar.
  • Sus fosas nasales no están en el extremo del hocico, sino que estaban enfrente de los ojos.
  • Aunque su gran aleta se pensó que tenía un efecto termorregulador, más adelante se ha comenzado a considerar que le sirviera para nadar.
  • Los primeros restos del Spinosaurus se encontraron en el desierto del Sáhara en 1910. Sin embargo creyeron que su cráneo era como el de un Allosaurus. No fue hasta 1996 y 1998 cuando encontraron los restos fósiles de su mandíbula en Marruecos.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*