Caspa en gatos

La caspa en gatos tiene diferentes causas

Son muchos los aspectos que pueden preocuparnos a la hora de cuidar a nuestras mascotas. Un ejemplo para ello sería la caspa en gatos. Normalmente, los felinos no tienen una descamación excesiva, por lo que la aparición de la caspa tiene algun motivo que debe ser tratado. Es un síntoma que indica que algo no va bien a nivel cutáneo, por lo que deberíamos acudir a un veterinario para diagnosticar la causa.

A pesar de que a simple vista la caspa en gatos no parece nada grave ni preocupante, sí que puede tener un origen importante para la salud del animal. Podría tratarse de hongos contagiosos, de parásitos o alguna carencia en la dieta, que a la larga puede ser fatal para el gato en cuestión. En este artículo vamos a hablar sobre diversas causas que pueden provocar caspa en gatos y cómo eliminarla. Si te interesa el tema, sigue leyendo.

¿Qué es la caspa en gatos?

La caspa en gatos se puede deber a hongos

Puesto que los animales también tienen piel al igual que las personas, es normal que exista la caspa en gatos y en otras mascotas. Normalmente, esta se produce cuando las glándulas de la piel responsables de producir aceite, llamadas glándulas sebáceas, comienzan a producir aceite en exceso. A pesar de que estos aceites protegen y nutren la piel, en cantidades demasiado grandes pueden provocar una irritación de la piel del felino. De esta manera se crean más desprendimientos de lo habitual y descamación.

A la hora de determinar si nuestro gato tiene caspa o no, es tan sencillo como buscar manchas blancas en el pelaje. Estas pueden caer fácilmente sobre la cama o la ropa cuando se rasca o cuando lo acariciamos. Además, la piel suele estar bastante seca e incluso inflamada. Otro rasgo que indica que el felino podría tener caspa es su conducta. Normalmente, los gatos se asean y se rascan con más frecuencia cuando tienen caspa. También es posible ver parches de calvicie irregulares en el pelaje del animal o caída de pelo. Sea como sea, si notamos que nuestras mascotas tienen caspa o se comportan de forma extraña, deberíamos ir a un veterinario lo antes posible.

Cuando un gato tiene caspa, ¿A qué se debe?

A los felinos se les puede resecar la piel

Son varios los motivos que pueden provocar caspa en gatos. Uno de ellos es la dieta del animal. En el caso de que nuestra mascota carezca de ciertos nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de su piel, puede aparecer caspa. Hasta el 30% de la ingesta diaria de proteínas de los gatos va destinado al proceso de renovación de las células de su piel. Por lo tanto, nuestros animales deben consumir alimentos que incluyan proteínas muy digeribles y de alta calidad para que se absorban fácilmente en su sistema.

Además, existen ácidos grasos esenciales que contribuyen a la hora de mantener la piel y el pelo sanos, pero que no son sintetizados por el organismo de los gatos. Hablamos del omega 3 y el omega 6, que deben formar parte de la dieta habitual de los felinos. También algunas vitaminas, como por ejemplo la vitamina A, ayudan a la salud de la piel regulando la producción de aceite y el crecimiento celular.

Artículo relacionado:
Razas de gatos grises

La caspa en gatos también es un síntoma de la tiña. Se trata de una infección causada por hongos en la que las esporas penetran la piel del animal a través de un rasguño o una mordedura. Atacan la capa cutánea más externa, lo que explica la aparición de caspa junto con parches circulares o irregulares sin pelo o con pelo débil y quebradizo, o parches rojizos de piel. La tiña es una enfermedad altamente infecciosa, pero que tiene un tratamiento. No obstante, es esencial acudir a un veterinario lo antes posible. A parte de los hongos, existen diversos parásitos cutáneos que pueden provocar caspa en gatos o incluso parecerse a ella.

¿Por qué se le reseca la piel a mi gato?

Existe la posibilidad de que la piel del gato esté reseca, provocando de esta manera la aparición de caspa. Esto se debe al estilo de vida del animal. Generalmente, los ambientes demasiado cálidos resecan la piel de los felinos, lo que acaba causando una sobreproducción de aceite, que acaba convirtiéndose en caspa en gatos. Si a este factor le añadimos además un aseo excesivo llevado a cabo por el animal, pueden aparecer diversas alteraciones cutáneas. Se trata de un problema muy común en felinos que viven en interiores.

En el caso de que bañemos a nuestro gato, siempre debemos usar champú especial para felinos. En el caso contrario, le acabaríamos provocando irritaciones cutáneas. El pH de la piel de los animales es diferente al nuestro, en el caso de los gatos es más ácido, por lo que nunca debemos limpiaros con productos diseñados para uso humano.

¿Cómo eliminar la caspa en gatos?

La caspa en gatos se puede deber a su dieta

Una vez que hayamos identificado la caspa en gatos, lo más recomendable es acudir a un veterinario para determinar la causa y poder facilitar un tratamiento. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Tiña: El tratamiento consta de tres etapas. Primero se debe tratar el pelo infectado, normalmente mediante un champú específico. Después se deben eliminar todas las esporas. Finalmente queda por desinfectar el ambiente en el que vive el animal.
  • Parásitos: Según el parásito que tenga el gato, el tratamientos puede llevarse a cabo mediante baños con un champú especial, pipetas, pastillas antiparasitarias o ciertos medicamentos.
  • Dieta: Si el veterinario llega a la conclusión de que al felino le faltan nutrientes en su dieta actual, debemos adaptar su comida. A día de hoy existen piensos específicos para gatos propensos a enfermedades cutáneas. Suelen ser ricos en nutrientes, como el omega 6, que ayudan a mejorar la salud de la piel y del pelo.

Generalmente, la caspa en gatos es fácil tratar. No obstante, recordemos que siempre que veamos algo fuera de lo normal en nuestras mascotas, lo mejor que podemos hacer es acudir al veterinario. Puede no ser nada grave, pero en muchas enfermedades, un diagnóstico rápido es lo que salvará a nuestras queridas mascotas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*