Cuál es la mejor arena para gatos: aglomerante, sílice o biodegradable

Un arenero muy moderno

Tener en cuenta la mejor arena para gatos es uno de las cuestiones más importantes tanto para neófitos como compañeros de gatos experimentados. Especialmente al llegar a casa del trabajo y comprobar, con desespero, que tus pequeñines han vuelto a montar las playas paradisíacas del Caribe a base de arena en el pasillo.

De hecho, la mejor arena para gatos puede no ser la mejor arena para tus gatos, pero sí serlo, por ejemplo, para los del vecino. A continuación hablaremos de tipos, diferencias y utilidades. También te recomendamos este artículo sobre curiosidades de los gatos que te dejarán con la boca abierta.

Una brevísima historia de la arena para gatos

Antiguamente la arena se usaba para limpiar la caca

Y tan breve, ya que la primera arena para gatetes que se comercializó fue ni más ni menos que en 1947, hace menos de cien años, con el nombre de Kitty Litter. Fue en Estados Unidos, lugar donde las esperanzas y los sueños se cumplen, incluso los que tienen que ver con caca gatuna. Aquella arena era a base de arcilla, lo que la distinguía de lo que se había usado hasta entonces, arena. Y ni siquiera se usaba tanto, ya que los gatos de nuestros ancestros eran espíritus libres que solo entraban en casa de sus dueños para alimentarse a base de ratones.

Con el aumento de los gatos caseros (emperadores y déspotas peludos del mundo moderno que se agencian de nuestras camas y nuestras casas a la que apartamos la vista un segundo) apareció una nueva necesidad: la arena “de toda la vida” se metía por todas partes, era incómoda y no absorbía bien la orina, con lo que la arcilla de Kitty Litter fue muy pero que muy bien recibida.

Tipos de arena para gatos

Con la primera arena a base de arcilla llegó el progreso al cagadero de Botoncillo, pero había margen de mejora, por eso en los últimos años es muy habitual encontrar bastantes más tipos de arena. Entre los más habituales están los siguientes:

Arena aglomerante

Tierra aglomerante a base de arcilla

La reina de toda la vida, descendiente directa de las primeras arcillas de las que hablábamos hace un momento. En efecto, la arena aglomerante también está hecha a base de arcilla, aunque de una arcilla muy especial, la bentonita, que permite que entre más agua que en otros tipos. Y una cosa muy curiosa: a veces la arena de este tipo contiene diatomeas (un tipo de alga unicelular) fosilizadas.

Es por todo esto que el efecto que tiene esta arena es aglomerante, lo que supone un claro progreso respecto a la arcilla tradicional.

¿Y qué quiere decir aglomerante? Pues que, como su nombre indica, aglomera los restos húmedos que se encuentren en la caja (especialmente orina, aunque también seca bastante las cacas), lo que permite quitar los pegotes sucios de arena sin necesidad de vaciar toda la caja.

Es ideal para casas con un solo gato, especialmente si está sano. También es la más económica entre las tres. Por otro lado, está prohibidísimo tirarla al lavabo, ya que puede embozarlo, y provoca mucho polvo.

Arena de sílice

La arena de sílice cambia de color

La arena de sílice es de lo más moderna y funcional. Está hecha a partir de cristales de sílice, lo que provoca que tenga un color entre transparente y blanco, dejando de lado el feo color gris de otros tipos de arena.

Respeto a sus usos más prácticos, la arena de sílice permite estar más días sin cambiar la arena que la arena aglomerante, ya que no hay que recoger los restos de orina: mover los cristales de la caja una vez al día es suficiente para que esta arena, con una gran capacidad de absorción, mantenga la orina de un gato adulto a raya. Los envases indican que hay que cambiarla completamente una vez al mes, aunque eso dependerá mucho de tu mascota y de tus hábitos de limpieza.

Por último, la arena de sílice tiene un gran argumento a su favor: permite ver si tu gato se encuentra bien de salud de un solo vistazo, ya que si orina sangre, por ejemplo, los cristales se verán de color rojizo. Incluso hay arenas que incorporan su propio código de color, que reacciona al detectar distintas enfermedades.

Es ideal para casas con un solo gato, especialmente si tiene problemas de salud, o varios gatos para no tener que cambiarla cada dos por tres. Sin embargo, es bastante más cara que la aglomerante.

Arena biodegradable

Arena biodegradable

(Fuente).

Finalmente, para aquellos que quieran eliminar desechos de una manera efectiva y sin saturar el sistema de arenas artificiales, sin duda, la mejor arena es la biodegradable. Está hecha a base de desechos reciclados, como periódicos, cáscaras de naranja, pellets de pino, pulpa de soja y serrín aglomerante. El resultado es una arena cien por cien biodegradable, que no deja más desperdicio que las cacas radioactivas del pequeño Bigotitos, y que además tiene un gran punto a favor: es la más recomendada para aquellos gatos que tengan alergia al polvo (y sus dueños, claro), ya que apenas produce.

Aún así, es importante tener en cuenta que es la más cara de las tres.

Es ideal para gatos con problemas respiratorios (o dueños que los tengas y que sean los encargados de limpiar el arenero) y dueños que quieran reciclar.

Cuál es la mejor arena para gatos

Cagadero muy moderno

Como habrás ido viendo a lo largo del artículo, la mejor arena para gatos no depende solo del bolsillo ni de tus gustos: tu gato también tiene mucho que decir. Por eso, depende de cada uno de ellos escoger uno u otro tipo. La arena de sílice, por ejemplo, es ideal para mantener el pipí de tu gato al día y comprobar que se encuentra bien de salud. La arena aglomerante a veces es la que les resulta más práctica, tal vez porque les recuerda el baño de sus ancestros. Mientras que la biodegradable es ideal para gatos con problemas respiratorios.

No obstante, es útil tener en cuenta que a los gatetes no les gustan los olores fuertes, con lo que las arenas perfumadas en la mayoría de los casos no son sus favoritas. Y, si te decides a cambiar la arena, hazlo poco a poco, mezclando los dos tipos para que se vayan acostumbrando, ¡o puedes encontrarte una sorpresita en el pasillo!

Esperamos haberte ayudado a decidir cuál es la mejor arena para gatos o que, por lo menos, las hayas conocido más a fondo. Dinos ¿qué arena usas? ¿Cuál nos remiendas? Recuerda que puedes contarnos todo lo que quieras, para ello, ¡solo tienes que dejarnos un comentario!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*