Insuficiencia renal en gatos

Los gatos pueden padecer insuficiencia renal aguda o crónica

Cuando se trata de nuestras mascotas, debemos ser conscientes de que existe un gran número de patologías que pueden sufrir. Desde enfermedades hasta el mal funcionamiento de algunos órganos son casos que se pueden dar. Respecto a los felinos, son muy delicados. Cualquier cambio puede provocarles tanto estrés que pueden comenzar a padecer algún problema. Entre ellos, se encuentra la insuficiencia renal en gatos, de la cual vamos a hablar en este artículo.

Ante todo debemos acudir al veterinario si nuestra mascota muestra alguna anomalía. Bajo ninguna circunstancia debemos administrarle medicamentos por nuestra cuenta. Muchos fármacos que utilizamos las personas pueden tener consecuencias negativas en los animales, provocándoles incluso la muerte. Si tenemos alguna duda, lo mejor es preguntar a un experto en medicina animal.

Aparato renal y urinario

Los riñones eliminan metabolitos tóxicos del organismo

Primero debemos comprender cómo funciona el aparato renal y urinario para poder entender la insuficiencia renal en gatos. Se trata de un conjunto de sistemas que elimina los metabolitos tóxicos del organismo. Así pues, forma parte del aparato excretor, que incluye la piel mediante el sudor, el aparato respiratorio debido al CO2 y el aparato digestivo por las heces. La función del aparato urinario es regular el medio interno. Para ello debe mantener un equilibrio de sustancias disueltas en la sangre, controlando así el pH y el balance hídrico. El pH de los carnívoros, entre ellos los gatos, se encuentra entre 5 y 7.

El aparato urinario incluye los riñones y las vías urinarias, compuestas por los uréteres, la vejiga y la uretra. Tanto los uréteres como la uretra sirven como almacén y conductos de transporte. Por cada riñón hay un uréter que desemboca en la vejiga, donde se acumula la orina.

Función renal

Los riñones son unos órganos de color marrón tirando a rojizo con forma de haba. Ellos son los encargados de filtrar la sangre y elaborar orina a partir de las sustancias no necesarias para el organismo. Para ello eliminan metabolitos tóxicos nitrogenados y mantienen estable el balance electrolítico del organismo. Sus funciones principales son pues la excreción de productos de desecho del organismo, regular la composición química de la sangre y participar en la regulación del pH del organismo. Además, tienen una participación activa en la función endocrina secretando la eritropoyetina, que aumenta la actividad de los glóbulos rojos. En otras palabras: Regulan la presión sanguínea, producen glóbulos rojos y regulan el metabolismo de calcio y fósforo.

Artículo relacionado:
Enfermedades de gatos

La unidad funcional de los riñones es la nefrona. En ella se llevan a cabo procesos de filtración, reabsorción y secreción con los cuales estos órganos consiguen cumplir con sus funciones principales. La nefrona está compuesta por varias estructuras que desempeñan diferentes funciones:

  • Glomérulo: Se encarga de filtrar agua y plasma de la sangre, otros componentes como células o proteínas no se filtran.
  • Túbulo contorneado proximal: Reabsorbe agua, sal, bicarbonato, glucosa, aminoácidos, potasio, calcio, magnesio y fosfato. Además, ahí se lleva a cabo la secreción de cationes y aniones orgánicos.
  • Asa de Henle: Regula la secreción activa de iones de magnesio y reabsorbe entre un 15% y un 25% de la sal filtrada.
  • Túbulo contorneado distal: Regula la excreción de iones de calcio y reabsorbe sal.
  • Segmento colector y túbulo colector cortical: Reabsorbe iones de potasio y agua mediada por la hormona antidiurética (ADH). También se encarga de la secreción de iones de hidrógeno y de iones de potasio mediada por la aldosterona.
  • Tubo colector medular: Reabsorbe sal, agua y potasio.

Tipos de insuficiencia renal en gatos

La insuficiencia renal en gatos es bastante frecuente

Cuando los riñones empiezan a fallar, siendo incapaces de filtrar sustancias tóxicas de la sangre, se produce una insuficiencia renal en gatos. Existen dos tipos que pueden afectar a nuestra mascota: Aguda y crónica.

Insuficiencia renal aguda

Esta patología implica una disminución rápida del filtrado glomerular. También retiene productos de desecho nitrogenado y altera el equilibrio hidroelectrolítico y ácido-base. La insuficiencia renal aguda puede ser causada por varias patologías, que a su vez son consecuencia de otras:

  • Causas isquémicas, producidas por un shock hipovolémico o reducción del gasto cardíaco.
  • Lesión tubular, provocada por una anestesia o traumatismos.
  • Diversas afecciones cuyos orígenes pueden ser reacciones inmunomediadas, pielonefritis u obstrucción del tracto urinario.

Los síntomas en este caso son depresión, letargia, anorexia, vómitos y dolor a la palpación. Para diagnosticar la insuficiencia renal aguda se tienen en cuenta los síntomas y se realiza un examen de orina.

Artículo relacionado:
Leucemia en gatos

Insuficiencia renal crónica

La aparición de la insuficiencia renal en gatos puede producirse a lo largo de meses o incluso años, en este caso se le denomina crónica. Esta es causada por trastornos glomerulares, vasculares o del túbulo intersticial. Entre los síntomas de la versión crónica se encuentran letargia, pérdida de peso, úlceras orales, convulsiones e hipotermia. Además, puede provocar poliuria y polidipsia. Es decir: El felino bebe y orina más de lo habitual. Para diagnosticar esta patología, se debe realizar un examen de orina.

Existen diferentes fisiopatologías que pueden estar implicadas. Debido al reducido número de nefronas, el animal no es capaz de concentrar la orina, provocando alteraciones del sistema urinario. Mediante el examen de orina se puede evidenciar este problema, ya que mostraría una densidad baja. Además, un descenso de calcio y retención de fósforo indicaría que existen alteraciones endócrinas. También pueden surgir alteraciones nerviosas causadas por la acumulación de compuestos nitrogenados y toxinas, que acaban causando convulsiones. Finalmente quedan por destacar las alteraciones hematológicas. Entre ellas se encuentran anemia por deficiencia de eritropoyetina, depresión de la eritrogénesis, acortamiento de la vida de los eritrocitos, leucopenia, trombocitopenia y coagulopatías.

Alimentación

Existen piensos especiales para casos de insuficiencia renal en gatos

A parte de la medicación especial que pueda recetar el veterinario, otra manera de reducir los síntomas de la insuficiencia renal en gatos es cuidar su alimentación. Actualmente existen piensos específicos para problemas renales. Lo más recomendable es cambiar los hábitos alimenticios de la mascota de manera gradual. Así se evitarán trastornos digestivos. Para ello se debe mezclar el pienso nuevo con el antiguo durante dos a seis semanas, según la recomendación del veterinario.

Además, se debe evitar darle premios al felino afectado, o utilizar para ello pienso especial para problemas renales. También es de gran ayuda ofrecer pequeñas cantidades de comida distribuidas a lo largo del día, en vez de servir cantidades mayores una o dos veces diarias.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*